LEYENDA DEL LLAMADOR DE ANGELES

febrero 26, 2009 at 5:39 pm (amuletos, Angeles, leyendas, llamador, talismanes)

Esta leyenda está dedicada especialmente para :

“Emy”, a quien acaban de regalar un precioso llamador de Angeles .

A mi prima “Valquiria” que hace tiempo lo tiene y
A mi hija “Mayka” que también lo lleva acompañándola y protegiéndola.

Todos los que no lo tenéis y no lo conocéis aquí está esta preciosa Leyenda.

Cuenta la leyenda, que hace miles de años un grupo de duendes buenos tuvieron que huir del bosque donde vivían en busca de un lugar alejado del peligro que les acechaba. Pero gracias a su amistad con los ángeles, éstos les obsequiaron con un colgante con una bola que tenía dentro unas pequeñas campanillas como símbolo de protección.
Los ángeles les dijeron que cuando se sintieran en peligro o desprotegidos, agitaran la bola y al oír las campanillas los ángeles acudirían en su ayuda.
Sólo pusieron una condición, que era de uso personal y nunca podrían prestarlos, porque si lo hacían, la magia desaparecería y su protección con ella. Los duendes llamaron a esta bola “llamadores de Ángeles”.
A veces al amanecer, cuando no sabemos con certeza si estamos dormidos o despiertos, o a la hora del crepúsculo cuando las sombras nos hacen dudar de nuestros sentidos, adivinamos invisibles presencias, susurros, aleteos, risas contenidas, y hasta puede rozar nuestra mejilla algo que no podemos definir. Son los ángeles: vienen y van, escuchando nuestros secretos y susurrándonos melodías.

El sonido que desprende el llamador de Angeles atrae a las energías angélicas para que puedas sentir su protección, apoyo y amor a tu lado.

En la India y otros países las mujeres embarazadas los llevaban a la altura del ombligo para proteger al bebe de cualquier negatividad externa, incluso de los shoks o traumas que pudiera sufrir la madre.

Estre precioso amuleto es utilizado desde la época medieval como protector.

Anuncios

Permalink 5 comentarios

LEYENDA DEL LLAMADOR DE ANGELES

febrero 26, 2009 at 5:39 pm (amuletos, Angeles, leyendas, llamador, talismanes)

Esta leyenda está dedicada especialmente para :

“Emy”, a quien acaban de regalar un precioso llamador de Angeles .

A mi prima “Valquiria” que hace tiempo lo tiene y
A mi hija “Mayka” que también lo lleva acompañándola y protegiéndola.

Todos los que no lo tenéis y no lo conocéis aquí está esta preciosa Leyenda.

Cuenta la leyenda, que hace miles de años un grupo de duendes buenos tuvieron que huir del bosque donde vivían en busca de un lugar alejado del peligro que les acechaba. Pero gracias a su amistad con los ángeles, éstos les obsequiaron con un colgante con una bola que tenía dentro unas pequeñas campanillas como símbolo de protección.
Los ángeles les dijeron que cuando se sintieran en peligro o desprotegidos, agitaran la bola y al oír las campanillas los ángeles acudirían en su ayuda.
Sólo pusieron una condición, que era de uso personal y nunca podrían prestarlos, porque si lo hacían, la magia desaparecería y su protección con ella. Los duendes llamaron a esta bola “llamadores de Ángeles”.
A veces al amanecer, cuando no sabemos con certeza si estamos dormidos o despiertos, o a la hora del crepúsculo cuando las sombras nos hacen dudar de nuestros sentidos, adivinamos invisibles presencias, susurros, aleteos, risas contenidas, y hasta puede rozar nuestra mejilla algo que no podemos definir. Son los ángeles: vienen y van, escuchando nuestros secretos y susurrándonos melodías.

El sonido que desprende el llamador de Angeles atrae a las energías angélicas para que puedas sentir su protección, apoyo y amor a tu lado.

En la India y otros países las mujeres embarazadas los llevaban a la altura del ombligo para proteger al bebe de cualquier negatividad externa, incluso de los shoks o traumas que pudiera sufrir la madre.

Estre precioso amuleto es utilizado desde la época medieval como protector.

Permalink 221 comentarios

Leyenda del guardian Bell

febrero 25, 2009 at 7:57 am (historias, leyendas, motoristas)

Hace muchos años, en una noche fría de diciembre, un viejo motorista rugiente volvía de un viaje a México con sus alforjas llenas de los juguetes y de otras baratijas que había comprado para los niños de un grupo de casa cerca de donde él trabajó.

Mientras montaba a lo largo de esa noche, pensaba cuán afortunado era él en ese estado de su vida, tener un “socio” cariñoso como su moto que entendía su necesidad de vagar por las carreteras y a su vieja cacerola que no la había dejado abajo ni una vez en los muchos años ellas había compartido el camino junto con él.

Cercana a las 40 millas de norte de la frontera en el desierto alto, estaban al acecho un grupo pequeño de “critters” conocidos como “GREMLINS DEL CAMINO”.

Sabes, existen obstáculos en la carretera, tales como zapatos, palos y pedazos de viejos neumáticos y también clavos de ésos temidos para los motoristas y tantos otros objetos que influyen en el rodar de una moto, así los “GREMLINS DEL CAMINO” los aprovechan para tener una ocasión de regocijo sobre sus actos del mal.

Bien, este lobo motorista solitario entró a una curva a la luz de la Luna y los gremlins los emboscaron, haciéndolo estrellarse contra el asfalto y en el resbalón -antes de detenerse- una de sus alforjas se rompió.

Yacía ahí incapaz de moverse, cuando los “GREMLINS DEL CAMINO” de acercaron hacia él. Bien, este motorista no estaba dispuesto a entregarse y comenzó a lanzarles los objetos que traía en sus alforjas, mientras los gremlins seguían acercándose. Finalmente, se quedó sin nada que lanzar, pero, él tenía una campana y comenzó a sonarla con la esperanza de asustar a los pequeños malvados gremlins.

A una media milla lejos acampados en el desierto, estaban dos motoristas sentados alrededor de una fogata mientras charlaban de su día de paseo y de la libertad que sentían cuando el viento soplaba en sus caras mientras recorrían el extenso país. En la calma del aire de la noche oyeron un sonido parecido al de campanas de iglesia, y dispuestos a investigar fueron hacia donde provenía el sonido; encontraron al viejo motorista al borde de la carretera con los gremlins alrededor para raptarlo.

Innecesario es decir que ellos siendo parte de la fraternidad del motorista, precedieron a disuadir a los gremlins hasta que el último se escurrió en la noche.Siendo agradecido de los dos motoristas, el viejo “perro del camino” les ofreció pagarles su ayuda, pero, como lo hacen todos los motoristas verdaderos, ellos rechazaron aceptar cualquier tipo de pago. No siendo él partidario de dejar pasar un noble acto inadvertido, el viejo motorista cortó dos pedazos de cuero de sus alforjas y les ató una campana cada uno. Enseguida las colocó en cada uno de las motocicletas de los motoristas, tan cerca a la tierra como fue posible.

El guerrero de camino cansado y viejo les dijo a los dos viajeros: “Con esas campanas colocadas en sus motos, estarán protegidos contra los “GREMLINS DEL CAMINO” y, que siempre que estuviesen en un apuro, hicieran sonar la campana y un compañero motorista vendría en su ayuda”.

Así que cuando veas a un motorista con una campana, sabes que lo han bendecido con la cosa más importante de la vida:

“La amistad de un motorista compañero de ruta”

Permalink Dejar un comentario

Leyenda del guardian Bell

febrero 25, 2009 at 7:57 am (historias, leyendas, motoristas)

Hace muchos años, en una noche fría de diciembre, un viejo motorista rugiente volvía de un viaje a México con sus alforjas llenas de los juguetes y de otras baratijas que había comprado para los niños de un grupo de casa cerca de donde él trabajó.

Mientras montaba a lo largo de esa noche, pensaba cuán afortunado era él en ese estado de su vida, tener un “socio” cariñoso como su moto que entendía su necesidad de vagar por las carreteras y a su vieja cacerola que no la había dejado abajo ni una vez en los muchos años ellas había compartido el camino junto con él.

Cercana a las 40 millas de norte de la frontera en el desierto alto, estaban al acecho un grupo pequeño de “critters” conocidos como “GREMLINS DEL CAMINO”.

Sabes, existen obstáculos en la carretera, tales como zapatos, palos y pedazos de viejos neumáticos y también clavos de ésos temidos para los motoristas y tantos otros objetos que influyen en el rodar de una moto, así los “GREMLINS DEL CAMINO” los aprovechan para tener una ocasión de regocijo sobre sus actos del mal.

Bien, este lobo motorista solitario entró a una curva a la luz de la Luna y los gremlins los emboscaron, haciéndolo estrellarse contra el asfalto y en el resbalón -antes de detenerse- una de sus alforjas se rompió.

Yacía ahí incapaz de moverse, cuando los “GREMLINS DEL CAMINO” de acercaron hacia él. Bien, este motorista no estaba dispuesto a entregarse y comenzó a lanzarles los objetos que traía en sus alforjas, mientras los gremlins seguían acercándose. Finalmente, se quedó sin nada que lanzar, pero, él tenía una campana y comenzó a sonarla con la esperanza de asustar a los pequeños malvados gremlins.

A una media milla lejos acampados en el desierto, estaban dos motoristas sentados alrededor de una fogata mientras charlaban de su día de paseo y de la libertad que sentían cuando el viento soplaba en sus caras mientras recorrían el extenso país. En la calma del aire de la noche oyeron un sonido parecido al de campanas de iglesia, y dispuestos a investigar fueron hacia donde provenía el sonido; encontraron al viejo motorista al borde de la carretera con los gremlins alrededor para raptarlo.

Innecesario es decir que ellos siendo parte de la fraternidad del motorista, precedieron a disuadir a los gremlins hasta que el último se escurrió en la noche.Siendo agradecido de los dos motoristas, el viejo “perro del camino” les ofreció pagarles su ayuda, pero, como lo hacen todos los motoristas verdaderos, ellos rechazaron aceptar cualquier tipo de pago. No siendo él partidario de dejar pasar un noble acto inadvertido, el viejo motorista cortó dos pedazos de cuero de sus alforjas y les ató una campana cada uno. Enseguida las colocó en cada uno de las motocicletas de los motoristas, tan cerca a la tierra como fue posible.

El guerrero de camino cansado y viejo les dijo a los dos viajeros: “Con esas campanas colocadas en sus motos, estarán protegidos contra los “GREMLINS DEL CAMINO” y, que siempre que estuviesen en un apuro, hicieran sonar la campana y un compañero motorista vendría en su ayuda”.

Así que cuando veas a un motorista con una campana, sabes que lo han bendecido con la cosa más importante de la vida:

“La amistad de un motorista compañero de ruta”

Permalink 120 comentarios

ESTAMOS DE BAUTIZO

febrero 22, 2009 at 10:20 pm (Ainhoa, bautizo)

Hoy es un día muy especial, “AINHOA” ha sido bautizada.

En unos días pondre alguna foto de este feliz acontecimiento.

Mi niña ha tenido el mejor Padrino…. Caballero zp.

La ceremonia ha sido preciosa y en ella han participado todos los niños de la familia rodeando la Pila Bautismal mientras Ainhoa recibia las aguas.

Bueno que voy a deciros si ha sido una celebración llena de emociones .

Ahora a descansar que el día ha sido muy largo, ya pondré alguna foto.

Un beso y ramitos de Estrellas

Permalink Dejar un comentario

ESTAMOS DE BAUTIZO

febrero 22, 2009 at 10:20 pm (Ainhoa, bautizo)

Hoy es un día muy especial, “AINHOA” ha sido bautizada.

En unos días pondre alguna foto de este feliz acontecimiento.

Mi niña ha tenido el mejor Padrino…. Caballero zp.

La ceremonia ha sido preciosa y en ella han participado todos los niños de la familia rodeando la Pila Bautismal mientras Ainhoa recibia las aguas.

Bueno que voy a deciros si ha sido una celebración llena de emociones .

Ahora a descansar que el día ha sido muy largo, ya pondré alguna foto.

Un beso y ramitos de Estrellas

Permalink 252 comentarios

COMO ES EL LLANTO DE UN HADA ?

febrero 19, 2009 at 4:22 pm (hadas, leyendas, llanto)


Dicen los que saben, que las Hadas también lloran, aunque no lo hacen como los humanos. El llanto de las Hadas no se pierde en los pañuelos, ni se evapora en el aire. Cuando lloran de alegría, sus lágrimas se convierten en diminutas cuentas de colores brillantes y que las hadas hacen con ellas pequeñas joyas: Collares, pendientes y colgantes con los que adornarse y que siempre llevan puestos para recordar el motivo feliz que las provocó.

Pero si su llanto es de dolor, es distinto su destino. Cuando los antiguos espíritus del bosque oyen a las Hadas llorar de pena, desde el mismo corazón de la tierra hacen brotar un árbol frondoso, azul y luminoso como el cristal y cada lágrima de hada se transforma en una hoja nueva prendida a sus ramas que crecen y crecen.

Todas las hadas han derramado muchas lágrimas por los niños que nunca las conocerán porque cortaron el camino de su vida el hambre, el frío o el terror. Y saben que el Árbol nunca dejará de crecer, que nunca cesará la violencia ni la injusticia. Pero se consuelan teniendo un lugar tan especial donde guardar su pena, porque un árbol crece hacia las alturas y la luz: Hacia donde la paz siempre es posible.

Permalink Dejar un comentario

COMO ES EL LLANTO DE UN HADA ?

febrero 19, 2009 at 4:22 pm (hadas, leyendas, llanto)


Dicen los que saben, que las Hadas también lloran, aunque no lo hacen como los humanos. El llanto de las Hadas no se pierde en los pañuelos, ni se evapora en el aire. Cuando lloran de alegría, sus lágrimas se convierten en diminutas cuentas de colores brillantes y que las hadas hacen con ellas pequeñas joyas: Collares, pendientes y colgantes con los que adornarse y que siempre llevan puestos para recordar el motivo feliz que las provocó.

Pero si su llanto es de dolor, es distinto su destino. Cuando los antiguos espíritus del bosque oyen a las Hadas llorar de pena, desde el mismo corazón de la tierra hacen brotar un árbol frondoso, azul y luminoso como el cristal y cada lágrima de hada se transforma en una hoja nueva prendida a sus ramas que crecen y crecen.

Todas las hadas han derramado muchas lágrimas por los niños que nunca las conocerán porque cortaron el camino de su vida el hambre, el frío o el terror. Y saben que el Árbol nunca dejará de crecer, que nunca cesará la violencia ni la injusticia. Pero se consuelan teniendo un lugar tan especial donde guardar su pena, porque un árbol crece hacia las alturas y la luz: Hacia donde la paz siempre es posible.

Permalink 162 comentarios

EL CHAT DEL INFIERNO

febrero 18, 2009 at 11:31 am (chat, historias, leyendas)

Todos sabemos que Internet tiene muchas cosas buenas pero también puede ser algo peligroso, hoy os voy a contar algo que puede ser una Leyenda… o una realidad?

Solo haciendo la prueba podríamos salir de dudas, pero yo por si las moscas no voy a ser quien busque haga la prueba, me quedo quietecita que la curiosidad mato al gato.

Habéis oído hablar del chat del infierno?, posiblemente algunos hayáis conseguido entrar en este chat , otros lo habéis intentado y los demás no lo creéis pensando que es una de las muchas leyendas urbanas que circulan por la web.

Muchas personas han intentado buscar la forma de entrar, pero este chat le concede la posibilidad de acceder a él a muy pocos, una de las opciones para entrar tiene que ser que seas el visitante número “666” si lo eres…. Tienes la invitación automáticamente y llegas al chat.

Será este lugar el portal que lleva hacia el infierno?

Estará como moderador el mismísimo diablo?

Aquí os dejo la experiencia de alguien que consiguió entrar en el chat del infierno:

Sebastián tenía 18 años, y como muchos escucho algo sobre este chat, la curiosidad por acceder a un lugar donde muy pocos tenían la oportunidad de entrar le llevo a intentarlo, pensaba que se conectaría con el infierno y chatearía con demonios, esto lo hacía riéndose y pensando que era una broma, no se lo tomaba en serio simplemente quería acceder para investigar un poco.

Sebastián no pudo encontrar nada, y pensó que si realmente existía este chat era cierto que su acceso era bien difícil o casi imposible de encontrar. No le dio mayor importancia, pero unos días más tarde cuando estaba conectado al pc, se sorprendió cuando de repente recibe una invitación que decía:

“you are de visitor nº 666, you win”

El chico con toda la curiosidad y con una sonrisita consigue entrar en el Chat, allí estaba en el mismísimo chat del infierno, todos los participantes tenían nicks extraños y al invertigarlos Sebastián descubrió que la gran mayoría pertenecían a nombres de demonios de la biblia; además chateaban en idiomas raros (uno de estos idiomas creyó reconocerlo como alemán).

Como era una sala abierta, nadie reparaba en su presencia y pasaban de él… pero una persona empezó a hablarle, el Nick de esta persona era “Sorath”, aludiendo a el demonio más cercano al mismo Lucifer.

Comenzaron una extensa charla sobre diversos temas, el mal, el pecado, el futuro de Sebastián; el chico estaba un poco agobiado con tantas preguntas que contestaba y las que él mismo quería seguir haciendo a Sorath.

Hasta el momento todo era normal, este chat podría ser perfectamente un chat de satánicos que no tenían otra cosa que hacer que fastidiar a la gente.

Sorath se ausentó durante unos minutos, mientras tanto a Sebastían le entra hambre y sin salir del chat simplemente va a la cocina a prepararse un bocadillo de mortadela y un refresco de coca-cola, cuando vuelve a su pc lo primero que lee de Sorath es :

“tienes hambre?”

Sebastián se sorprende, pero no le da importancia y le responde:

“si fui a la cocina a prepararme algo”.

Pasan unos minutos, y de repente, se apaga y enciende la luz del portátil varias veces, el chico se caga (perdón por la palabrita), pero luego se tranquiliza porque recuerda que el enchufe lo tenía fastidiado y podía tener algún fallo, al instante recibe el mensaje de Sorath:

“Ah, disculpa por lo de la luz”

En ese momento si que se cago de miedo, Sebastián apago rápidamente su computadora, la desenchufó, salió corriendo al comedor y encendió todas las luces de la casa y la televisión (Sebas estaba solo en casa ya que sus padres habían salido).

Intentó tranquilizarse por un momento, trataba de no pensar en lo que había sucedido, pero no podía logarlo porque repentinamente se apagaron todas las luces de la casa quedando totalmente a oscuras. Ya estaba fuera de sí con el terror metido en el cuerpo, su única opción era ir hacia la única parte de la casa donde notaba cierto reflejo de una luz… lo que vio al alcanzar esa luz fue el monitor de su computadora encendido, con el chat del infierno, tenía todos los aparatos desenchufados !!!

Ya no pudo más y salió corriendo, bajo las escaleras del edificio y corrió hasta la casa de su abuela, no volvió hasta el día siguiente a su casa…

El final nadie lo sabemos, la historia está adornada pero dicen que algo de esto ocurrio de verdad.

Yo no pienso buscar el chat…. Tú tampoco lo hagas por si las moscas ¡!!

Permalink Dejar un comentario

EL CHAT DEL INFIERNO

febrero 18, 2009 at 11:31 am (chat, historias, leyendas)

Todos sabemos que Internet tiene muchas cosas buenas pero también puede ser algo peligroso, hoy os voy a contar algo que puede ser una Leyenda… o una realidad?

Solo haciendo la prueba podríamos salir de dudas, pero yo por si las moscas no voy a ser quien busque haga la prueba, me quedo quietecita que la curiosidad mato al gato.

Habéis oído hablar del chat del infierno?, posiblemente algunos hayáis conseguido entrar en este chat , otros lo habéis intentado y los demás no lo creéis pensando que es una de las muchas leyendas urbanas que circulan por la web.

Muchas personas han intentado buscar la forma de entrar, pero este chat le concede la posibilidad de acceder a él a muy pocos, una de las opciones para entrar tiene que ser que seas el visitante número “666” si lo eres…. Tienes la invitación automáticamente y llegas al chat.

Será este lugar el portal que lleva hacia el infierno?

Estará como moderador el mismísimo diablo?

Aquí os dejo la experiencia de alguien que consiguió entrar en el chat del infierno:

Sebastián tenía 18 años, y como muchos escucho algo sobre este chat, la curiosidad por acceder a un lugar donde muy pocos tenían la oportunidad de entrar le llevo a intentarlo, pensaba que se conectaría con el infierno y chatearía con demonios, esto lo hacía riéndose y pensando que era una broma, no se lo tomaba en serio simplemente quería acceder para investigar un poco.

Sebastián no pudo encontrar nada, y pensó que si realmente existía este chat era cierto que su acceso era bien difícil o casi imposible de encontrar. No le dio mayor importancia, pero unos días más tarde cuando estaba conectado al pc, se sorprendió cuando de repente recibe una invitación que decía:

“you are de visitor nº 666, you win”

El chico con toda la curiosidad y con una sonrisita consigue entrar en el Chat, allí estaba en el mismísimo chat del infierno, todos los participantes tenían nicks extraños y al invertigarlos Sebastián descubrió que la gran mayoría pertenecían a nombres de demonios de la biblia; además chateaban en idiomas raros (uno de estos idiomas creyó reconocerlo como alemán).

Como era una sala abierta, nadie reparaba en su presencia y pasaban de él… pero una persona empezó a hablarle, el Nick de esta persona era “Sorath”, aludiendo a el demonio más cercano al mismo Lucifer.

Comenzaron una extensa charla sobre diversos temas, el mal, el pecado, el futuro de Sebastián; el chico estaba un poco agobiado con tantas preguntas que contestaba y las que él mismo quería seguir haciendo a Sorath.

Hasta el momento todo era normal, este chat podría ser perfectamente un chat de satánicos que no tenían otra cosa que hacer que fastidiar a la gente.

Sorath se ausentó durante unos minutos, mientras tanto a Sebastían le entra hambre y sin salir del chat simplemente va a la cocina a prepararse un bocadillo de mortadela y un refresco de coca-cola, cuando vuelve a su pc lo primero que lee de Sorath es :

“tienes hambre?”

Sebastián se sorprende, pero no le da importancia y le responde:

“si fui a la cocina a prepararme algo”.

Pasan unos minutos, y de repente, se apaga y enciende la luz del portátil varias veces, el chico se caga (perdón por la palabrita), pero luego se tranquiliza porque recuerda que el enchufe lo tenía fastidiado y podía tener algún fallo, al instante recibe el mensaje de Sorath:

“Ah, disculpa por lo de la luz”

En ese momento si que se cago de miedo, Sebastián apago rápidamente su computadora, la desenchufó, salió corriendo al comedor y encendió todas las luces de la casa y la televisión (Sebas estaba solo en casa ya que sus padres habían salido).

Intentó tranquilizarse por un momento, trataba de no pensar en lo que había sucedido, pero no podía logarlo porque repentinamente se apagaron todas las luces de la casa quedando totalmente a oscuras. Ya estaba fuera de sí con el terror metido en el cuerpo, su única opción era ir hacia la única parte de la casa donde notaba cierto reflejo de una luz… lo que vio al alcanzar esa luz fue el monitor de su computadora encendido, con el chat del infierno, tenía todos los aparatos desenchufados !!!

Ya no pudo más y salió corriendo, bajo las escaleras del edificio y corrió hasta la casa de su abuela, no volvió hasta el día siguiente a su casa…

El final nadie lo sabemos, la historia está adornada pero dicen que algo de esto ocurrio de verdad.

Yo no pienso buscar el chat…. Tú tampoco lo hagas por si las moscas ¡!!

Permalink 192 comentarios

Next page »