UN MALEFICO POLVO TE CONVIERTE EN ZOMBIE

julio 9, 2008 at 6:10 am (articulos, leyendas, polvo, relatos, zombie)

El polvo zombie tiene muchísimos productos mezclados de origen animal, vegetal y humano, cuando los mezclan en una proporción que los entendidos conocen, producen el veneno más grande de la brujería afroamericana. Contiene extractos de plantas, huesos humanos, sapos venenosos, tarántulas, gusanos y mas ingredientes secretos, pero el principal elemento de este polvo zombie es la tetradotoxina contenida en el pez-globo. Esta tetradotoxina es el veneno de origen animal más potente que existe.
Los bokor (brujos vudú) son los que conocen y tienen la precisión las mezclas de este polvo.

A lo largo del país se pueden ver cementerios con algunas tumbas que han sido profanadas, también puede verse algún ataúd ya vacio, si nos adentramos en las plantaciones de caña o bananas podríamos reconocer algún hombre con aspecto desaliñado y la mirada perdida trabajando sin descanso. Quizás el hombre al que estaríamos viendo pudiera ser un pobre zombie.

En Haiti existe una leyenda en relación a zombies o muertos vivientes. El mito surgió cuando se pudo comprobar que varias personas volvían a sus casas después de varios años de haber sido certificadas sus muertes y después de haber sido enterrados. Durante mucho tiempo Occidente despreciaba estos relatos, creyendo que eran supersticiones y mentiras sin fundamento. Pero parece que existen pruebas de que esto es real y está sucediendo.
Aquí voy a poneros un artículo que ha circulado por internet publicado por Manuel Carballal:

Todo el mundo sabe que no se puede regresar de la muerte… Pero en esta ocasión no solo existían los historiales clínicos y certificados de defunción de Clarvius Narcisse y Ti Femme, sino que sus respectivas familias y vecinos los reconocieron. Clarvius Narcisse murió en 1962. (…) Tenía nauseas, mareos, tos y respiraba con dificultad. Al día siguiente entró en agonía y poco después moría. Su certificado de defunción está firmado por tres médicos de dicho hospital. El cadáver de Narcisse fue enterrado y, con el tiempo, olvidado. Sin embargo, en 1980, –18 años después de morir– Clarvius Narcisse apareció en su antigua casa vivito y coleando. Excepcionalmente, para los casos de zombies, Narcisse conservaba una cierta lucidez y la capacidad de expresarse, y pudo explicar como había estado consciente durante todo el tiempo que duró su muerte y entierro. Había escuchado a los médicos certificar su defunción. Había sentido la sábana cayendo sobre su cara al considerarlo cadáver. Había oído a su hermana llorar sobre su ataúd. Incluso conservaba aún una herida en la cara provocada por un clavo que atravesó la tapa del féretro rasgando su rostro. Y después el terrible silencio y la oscuridad del cementerio.

Pero este hombre salió de la tumba “a golpes” explica Manuel Carballal: Después, según contaba Narcisse, escuchó la voz del bokor (el brujo vudú) pronunciando su nombre. Fue desenterrado y salvajemente golpeado, y después conducido a una plantación en Ravine-Trompette, en el otro extremo del país. Tras la muerte de su amo, todos los zombies habían escapado vagando sin rumbo por la isla. La explicación a estos hechos tiene que ver con que los bokors (brujos haitianos que practican la magia negra) se ponen en ocasiones al servicio de los terratenientes y gracias al “polvo zombie” consiguen que sus víctimas durante horas parezcan estar muertos y después cuando se despierten sufren una amnesia absoluta que les impide recordar quiénes son y se convierten así en máquinas para trabajar.

El caso de Francina Illeus (conocida por el apodo de Ti Femme) era similar. Aquejada de serios trastornos digestivos fue ingresada en el Hospital Saint Michel de l’Attalaye. Unos días después de recibir el alta, el 23 de febrero de 1976, fallecía en su casa, siendo expedido el certificado de defunción con esa fecha.
Años después su propia madre reconoció a Ti Femme, que estaba más viva que nunca, por una marca de nacimiento que tenía en la sien. La conmoción de esa reaparición motivó que se exhumase el cadáver para intentar resolver el misterio. El ataúd estaba lleno de piedras…

Aunque es un tema conocido no me deja indiferente.

Permalink 24 comentarios

UN MALEFICO POLVO TE CONVIERTE EN ZOMBIE

julio 9, 2008 at 6:10 am (articulos, leyendas, polvo, relatos, zombie)

El polvo zombie tiene muchísimos productos mezclados de origen animal, vegetal y humano, cuando los mezclan en una proporción que los entendidos conocen, producen el veneno más grande de la brujería afroamericana. Contiene extractos de plantas, huesos humanos, sapos venenosos, tarántulas, gusanos y mas ingredientes secretos, pero el principal elemento de este polvo zombie es la tetradotoxina contenida en el pez-globo. Esta tetradotoxina es el veneno de origen animal más potente que existe.
Los bokor (brujos vudú) son los que conocen y tienen la precisión las mezclas de este polvo.

A lo largo del país se pueden ver cementerios con algunas tumbas que han sido profanadas, también puede verse algún ataúd ya vacio, si nos adentramos en las plantaciones de caña o bananas podríamos reconocer algún hombre con aspecto desaliñado y la mirada perdida trabajando sin descanso. Quizás el hombre al que estaríamos viendo pudiera ser un pobre zombie.

En Haiti existe una leyenda en relación a zombies o muertos vivientes. El mito surgió cuando se pudo comprobar que varias personas volvían a sus casas después de varios años de haber sido certificadas sus muertes y después de haber sido enterrados. Durante mucho tiempo Occidente despreciaba estos relatos, creyendo que eran supersticiones y mentiras sin fundamento. Pero parece que existen pruebas de que esto es real y está sucediendo.
Aquí voy a poneros un artículo que ha circulado por internet publicado por Manuel Carballal:

Todo el mundo sabe que no se puede regresar de la muerte… Pero en esta ocasión no solo existían los historiales clínicos y certificados de defunción de Clarvius Narcisse y Ti Femme, sino que sus respectivas familias y vecinos los reconocieron. Clarvius Narcisse murió en 1962. (…) Tenía nauseas, mareos, tos y respiraba con dificultad. Al día siguiente entró en agonía y poco después moría. Su certificado de defunción está firmado por tres médicos de dicho hospital. El cadáver de Narcisse fue enterrado y, con el tiempo, olvidado. Sin embargo, en 1980, –18 años después de morir– Clarvius Narcisse apareció en su antigua casa vivito y coleando. Excepcionalmente, para los casos de zombies, Narcisse conservaba una cierta lucidez y la capacidad de expresarse, y pudo explicar como había estado consciente durante todo el tiempo que duró su muerte y entierro. Había escuchado a los médicos certificar su defunción. Había sentido la sábana cayendo sobre su cara al considerarlo cadáver. Había oído a su hermana llorar sobre su ataúd. Incluso conservaba aún una herida en la cara provocada por un clavo que atravesó la tapa del féretro rasgando su rostro. Y después el terrible silencio y la oscuridad del cementerio.

Pero este hombre salió de la tumba “a golpes” explica Manuel Carballal: Después, según contaba Narcisse, escuchó la voz del bokor (el brujo vudú) pronunciando su nombre. Fue desenterrado y salvajemente golpeado, y después conducido a una plantación en Ravine-Trompette, en el otro extremo del país. Tras la muerte de su amo, todos los zombies habían escapado vagando sin rumbo por la isla. La explicación a estos hechos tiene que ver con que los bokors (brujos haitianos que practican la magia negra) se ponen en ocasiones al servicio de los terratenientes y gracias al “polvo zombie” consiguen que sus víctimas durante horas parezcan estar muertos y después cuando se despierten sufren una amnesia absoluta que les impide recordar quiénes son y se convierten así en máquinas para trabajar.

El caso de Francina Illeus (conocida por el apodo de Ti Femme) era similar. Aquejada de serios trastornos digestivos fue ingresada en el Hospital Saint Michel de l’Attalaye. Unos días después de recibir el alta, el 23 de febrero de 1976, fallecía en su casa, siendo expedido el certificado de defunción con esa fecha.
Años después su propia madre reconoció a Ti Femme, que estaba más viva que nunca, por una marca de nacimiento que tenía en la sien. La conmoción de esa reaparición motivó que se exhumase el cadáver para intentar resolver el misterio. El ataúd estaba lleno de piedras…

Aunque es un tema conocido no me deja indiferente.

Permalink 24 comentarios