El fantasma de la Estación del metro

agosto 27, 2008 at 3:38 pm (fantasmas, historias, leyendas, metro)

Ya conocéis mi pasión por las Leyendas y las historias de Fantasmas, tengo la suerte de vivir en Madrid donde hay multitud de edificios donde se dice habitan estos seres, yo no he visto a ninguno pero existen testimonios y pruebas que dan fe de ello.

El metro de Madrid tiene estaciones cerradas y hay una de ellas donde la leyenda cobra vida en este blog,.

En la que hoy es la Plaza Tirso de Molina hará unos 150 años, existía un convento con el nombre de “La Merced”, este convento se derribó. Al principio de los años veinte de este siglo comenzaron la construcción de la estación de metro, excavando comenzaron a encontrar huesos y restos humanos, eran de los Monjes que habían habitado el antiguo convento. Nadie sabia que hacer con estos restos, y las obras tenían que continuar, algo rápido había que hacer, pues lo que se les ocurrió fue depositar los huesos en los andenes, cubriéndolos con azulejos. Alli se dice que descansan desde entonces los restos de los “Monjes mercenarios”.

Si esto es cierto o no durante mucho tiempo se hablo sobre esto.

El 21 de mayo del año 1.966, las personas responsables del metro madrileño tomaron la decisión de cerrar esta estación de Chamberi, desde ese momento solo la humedad y las telarañas eran sus habitantes….. o no???

Todo estaba como se dejó el último día en el que funcionó esta estación de metro, el suelo tenia billetes usados, las taquillas algunas con restos de comida que alguien no recogió, suciedad, los bancos donde se podían sentar los viajeros, allí estaban también aquellas paredes alicatadas con azulejos blancos, que tras el tiempo y la humedad estaban llenas de hongos.
Produce escalofríos un lugar asi, las cabinas de las taquilleras y los revisores tienen los cristales rotos, el aire está viciado y según se va caminando se dejan las pisadas por el polvo que hay en el suelo.
En este túnel hay un silencio absoluto es la estación fantasma, esperemos que esas paredes no dejen caer los ladrillos porque entonces seguramente los monjes buscarían a quienes les dejaron allí por tanto tiempo sin un lugar digno donde descansar.

Desde el 2.007 esta estación ya no es “OCULTA” quien quiera puede visitarla porque se ha convertido en el “MUSEO DEL METRO”

Me pregunto si las paredes de ladrillos blancos serán las originales bien limpias y bien lavadas o serán nuevas?…mejor que sean nuevas por si la leyenda es cierta.

Permalink 313 comentarios

El fantasma de la Estación del metro

agosto 27, 2008 at 3:38 pm (fantasmas, historias, leyendas, metro)

Ya conocéis mi pasión por las Leyendas y las historias de Fantasmas, tengo la suerte de vivir en Madrid donde hay multitud de edificios donde se dice habitan estos seres, yo no he visto a ninguno pero existen testimonios y pruebas que dan fe de ello.

El metro de Madrid tiene estaciones cerradas y hay una de ellas donde la leyenda cobra vida en este blog,.

En la que hoy es la Plaza Tirso de Molina hará unos 150 años, existía un convento con el nombre de “La Merced”, este convento se derribó. Al principio de los años veinte de este siglo comenzaron la construcción de la estación de metro, excavando comenzaron a encontrar huesos y restos humanos, eran de los Monjes que habían habitado el antiguo convento. Nadie sabia que hacer con estos restos, y las obras tenían que continuar, algo rápido había que hacer, pues lo que se les ocurrió fue depositar los huesos en los andenes, cubriéndolos con azulejos. Alli se dice que descansan desde entonces los restos de los “Monjes mercenarios”.

Si esto es cierto o no durante mucho tiempo se hablo sobre esto.

El 21 de mayo del año 1.966, las personas responsables del metro madrileño tomaron la decisión de cerrar esta estación de Chamberi, desde ese momento solo la humedad y las telarañas eran sus habitantes….. o no???

Todo estaba como se dejó el último día en el que funcionó esta estación de metro, el suelo tenia billetes usados, las taquillas algunas con restos de comida que alguien no recogió, suciedad, los bancos donde se podían sentar los viajeros, allí estaban también aquellas paredes alicatadas con azulejos blancos, que tras el tiempo y la humedad estaban llenas de hongos.
Produce escalofríos un lugar asi, las cabinas de las taquilleras y los revisores tienen los cristales rotos, el aire está viciado y según se va caminando se dejan las pisadas por el polvo que hay en el suelo.
En este túnel hay un silencio absoluto es la estación fantasma, esperemos que esas paredes no dejen caer los ladrillos porque entonces seguramente los monjes buscarían a quienes les dejaron allí por tanto tiempo sin un lugar digno donde descansar.

Desde el 2.007 esta estación ya no es “OCULTA” quien quiera puede visitarla porque se ha convertido en el “MUSEO DEL METRO”

Me pregunto si las paredes de ladrillos blancos serán las originales bien limpias y bien lavadas o serán nuevas?…mejor que sean nuevas por si la leyenda es cierta.

Permalink 34 comentarios