El fantasma que habita en el Museo Reina Sofia

diciembre 9, 2008 at 1:23 pm (Ataulfo, fantasmas, leyendas, museo, relatos)

Hace algunos años teníamos en Madrid un Hospital al que yo guardo un especial cariño, se llamaba el Hospital de San Carlos, en este lugar desarrolló mi madre su profesión como enfermera, allí estuvo trabajando hasta que se casó y como tantas mujeres dejó su profesión para dedicarse a su casa e hijos.
Ella misma me ha contado infinidad de anécdotas de este lugar, hoy os cuento la Leyenda que corre de boca en boca de este lugar.
El Hospital de San Carlos (hospital general) fue construido a finales del siglo XVIII, tenía una capacidad para 18.000 personas. En aquellos tiempos desgraciadamente murieron muchísimos enfermos que estaban ingresados por terribles epidemias y por la peste, estas personas fueron enterradas en el subsuelo de dicho hospital.
Al conocer esto, seguramente comenzaron las historias sobre los fantasmas que venían a anunciar la muerte a los que agonizaban en las camas del hospital.
San Carlos dejó de funcionar en el año 1.965, se mantuvo abandonado durante 20 largos años hasta que la academia de San Fernando y la dirección general de bellas artes pidieron al gobierno su conservación y que se fuera declarado edificio histórico-artístico.
En el año 1.982 tomaron la decisión de destinar este edificio como museo de Arte Moderno Reina Sofía.
Cuando comenzaron las obras para remodelar el edificio tuvieron la desagradable sorpresa de encontrarse con restos de esqueletos, cadenas, grilletes y por supuesto materiales habituales en un hospital.
En el año 1.990 comenzaron de nuevo con obras y remodelaciones, en esta ocasión lo que encontraron fue más sorprendente aún….
Encontraron a tres monjas momificadas, estaban enterradas en la antigua capilla del hospital. (quiero deciros que en este hospital había muchas monjas trabajando , algunas eran muy amigas de mi madre y yo misma las he conocido).
A las tres monjas momificadas las han dejado enterradas debajo de la puerta del museo.
En el 1.992 se coloco en este museo el cuadro del Guernica, poco tiempo después comenzaron a producirse sucesos extraños:
Puertas que se abren y se cierran solas, las alarmas que se activan solas, no faltan los gritos y las voces que salen de salas vacías…
Hay testigos de todo esto, algunos funcionarios se tomaron a risa lo que sucedía y bautizaron al posible fantasma con el nombre de Ataulfo.
Como uno no se puede estar quietecito, una noche tuvieron la ocurrencia de invocar al fantasma con la ouija, no se esperaban respuesta pero la tuvieron, Ataulfo predijo el futuro a uno de los vigilantes jurado : “ dentro de unos días vas a tener una gran desgracia, prepárate”.
“Días después un familiar muy cercano de este vigilante jurado murió en un accidente de tráfico”. Algunos lo achacaron a la casualidad, otros no quisieron seguir trabajando en el museo y pidieron el traslado.
Creo que alguno de estos vigilantes jurado , tuvieron que ser asistidos con ayuda psicológica durante mucho tiempo.
El museo fue visitado para la investigación de los sucesos por Técnicos en parapsicología. Una médium afirmó que el fantasma existe y que se trata de un sacerdote que murió torturado durante la guerra civil.
El nombre de Ataulfo se lo pusieron los funcionarios, pero sea quien sea o como se llame en realidad…. lo que queda claro es que el fantasma existe y que provoca lo sucesos extraños antes mencionados.

Permalink 215 comentarios

El fantasma que habita en el Museo Reina Sofia

diciembre 9, 2008 at 1:23 pm (Ataulfo, fantasmas, leyendas, museo, relatos)

Hace algunos años teníamos en Madrid un Hospital al que yo guardo un especial cariño, se llamaba el Hospital de San Carlos, en este lugar desarrolló mi madre su profesión como enfermera, allí estuvo trabajando hasta que se casó y como tantas mujeres dejó su profesión para dedicarse a su casa e hijos.
Ella misma me ha contado infinidad de anécdotas de este lugar, hoy os cuento la Leyenda que corre de boca en boca de este lugar.
El Hospital de San Carlos (hospital general) fue construido a finales del siglo XVIII, tenía una capacidad para 18.000 personas. En aquellos tiempos desgraciadamente murieron muchísimos enfermos que estaban ingresados por terribles epidemias y por la peste, estas personas fueron enterradas en el subsuelo de dicho hospital.
Al conocer esto, seguramente comenzaron las historias sobre los fantasmas que venían a anunciar la muerte a los que agonizaban en las camas del hospital.
San Carlos dejó de funcionar en el año 1.965, se mantuvo abandonado durante 20 largos años hasta que la academia de San Fernando y la dirección general de bellas artes pidieron al gobierno su conservación y que se fuera declarado edificio histórico-artístico.
En el año 1.982 tomaron la decisión de destinar este edificio como museo de Arte Moderno Reina Sofía.
Cuando comenzaron las obras para remodelar el edificio tuvieron la desagradable sorpresa de encontrarse con restos de esqueletos, cadenas, grilletes y por supuesto materiales habituales en un hospital.
En el año 1.990 comenzaron de nuevo con obras y remodelaciones, en esta ocasión lo que encontraron fue más sorprendente aún….
Encontraron a tres monjas momificadas, estaban enterradas en la antigua capilla del hospital. (quiero deciros que en este hospital había muchas monjas trabajando , algunas eran muy amigas de mi madre y yo misma las he conocido).
A las tres monjas momificadas las han dejado enterradas debajo de la puerta del museo.
En el 1.992 se coloco en este museo el cuadro del Guernica, poco tiempo después comenzaron a producirse sucesos extraños:
Puertas que se abren y se cierran solas, las alarmas que se activan solas, no faltan los gritos y las voces que salen de salas vacías…
Hay testigos de todo esto, algunos funcionarios se tomaron a risa lo que sucedía y bautizaron al posible fantasma con el nombre de Ataulfo.
Como uno no se puede estar quietecito, una noche tuvieron la ocurrencia de invocar al fantasma con la ouija, no se esperaban respuesta pero la tuvieron, Ataulfo predijo el futuro a uno de los vigilantes jurado : “ dentro de unos días vas a tener una gran desgracia, prepárate”.
“Días después un familiar muy cercano de este vigilante jurado murió en un accidente de tráfico”. Algunos lo achacaron a la casualidad, otros no quisieron seguir trabajando en el museo y pidieron el traslado.
Creo que alguno de estos vigilantes jurado , tuvieron que ser asistidos con ayuda psicológica durante mucho tiempo.
El museo fue visitado para la investigación de los sucesos por Técnicos en parapsicología. Una médium afirmó que el fantasma existe y que se trata de un sacerdote que murió torturado durante la guerra civil.
El nombre de Ataulfo se lo pusieron los funcionarios, pero sea quien sea o como se llame en realidad…. lo que queda claro es que el fantasma existe y que provoca lo sucesos extraños antes mencionados.

Permalink Dejar un comentario