JUANA LA LOCA, PERO ESTABA LOCA O LA VOLVIERON LOCA LOS DEMAS?

junio 10, 2008 at 4:52 pm (escritos, hisriruas, juana la loca, relatos)

Photo Sharing

Apasionante vida de una Mujer marcada por el amor y las ansias de poder de los que la rodeaban.

Juana era la tercera hija de Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón (Los Reyes Católicos),
Nació en la ciudad de Toledo el día 6 de noviembre de 1479.
Se parecía muchísimo a su abuela paterna y su madre en broma llamaba a la niña “mi suegra”
Recibió una esmeradísima educación, en algún momento quiso ser monja por su vena mística, pero sus padres tenían para ella otros planes, Juana era muy atractiva y con sus 16 añitos, se casaba con el archiduque Felipe al que todos conocían como El Hermoso (no lo entiendo porque era más bien feo), era el hijo pequeño del Emperador.

Felipe el Hermoso era hijo del emperador Maximiliano I y de Maria de Borgoña, tuvo muchos títulos nobiliarios; duque de Borgoña, de Luxemburgo, de Bramante, de Gueldres y Limburgo y conde de Tirol, Artois y Flandes. Felipe tenía un buen físico, un cuerpo bien proporcionado que mantenía en su punto ejercitándose con el deporte de su tiempo.
Tuvo fama entre las mujeres ya que se le atribuyen un buen número de amantes en la corte borgoña. Tanto él como su hermana Margarita tuvieron matrimonios concertados.
Cuentan que cuando se conocieron Juana y Felipe saltaron chispas, fue un flechazo de deseo y atracción física, se casarón en Lille, el día 21 de agosto de 1496. Como ya he dicho fue tanto el deseo del uno por el otro que tuvieron que adelantar la boda para permitir a la pareja apagar esos deseos tan fogosos ya dentro del matrimonio.

Como era de esperar Juana se quedo embarazada y el día 15 de noviembre de 1498, nació su primera hija a la que llamarón Leonor (en el futuro sería una de las primeras bazas en la política exterior de su hermano, el emperador Carlos, se casaría primero con el rey Manuel I de Portugal y quedaría viuda volviendo a casarse con Francisco I de Francia). Según dicen después de este embarazo Felipe cambio de actitud y volvió a tener relaciones amorosas con otras damas de la corte.
Esta situación la conocía todo el mundo y por supuesto llegó a oídos de su esposa la enamorada Juana. Pero para la sorpresa de todos ella no reaccionó de acuerdo con la elegancia y diplomacia que le exigía su posición, en lugar de transigir y aguantar esa situación, exigió fidelidad a su marido. No le sentó nada bien a Felipe esta exigencia, y sin hacer ningún caso siguió dando rienda suelta a sus apetencias con otras mujeres, Juana estaba llena de celos (con razón), quiso y puso todo de su parte para que su esposo volviera a tener con ella aquellas apasionadas relaciones del principio, así tuvieron cinco hijo más n el corto espacio de siete años, sin dejar de vigilar constantemente a su amadísimo pero infiel marido, esto hizo que diera lugar a muchas situaciones embarazosas y complicadas, algunas anécdotas serian estas:

Juana estaba convencida que una de sus damas de compañía era amante de de Felipe y ni corta ni perezosa pego a la dama y la corto el pelo con sus propias manos.
El 24 de febrero de 1500 nacía su segundo hijo, Carlos, el futuro Emperador. Según se cuenta que el parto tuvo lugar en un pequeño retrete en el Palacio de Gante, el motivo de tal situación fue porque Juana a pesar de su avanzadísimo estado quiso acudir a una fiesta para poder vigilar continuamente a su marido, y allí tuvo la sorpresa de romper aguas.

Ante tales actitudes y situaciones, los cortesanos comenzaban a sospechar que Juana tenía algún desequilibrio comenzando poco a poco a construirse la leyenda de la locura.
Desde el nacimiento de su hijo Carlos parece que la pareja mejoro su relación.
Mañana continua la segunda parte
Anuncios

Permalink 36 comentarios