Anita Delgado un cuento de hadas sin final feliz

agosto 31, 2008 at 12:41 pm (anita, biografias, historias, mujeres, relatos)

Anita Delgado era una jovencita de 16 años que bailaba junto a su hermana en un café-concierto llamado Central-Kursal. A este local acudían muchos famosos e intelectuales entre ellos figuraba Julio Romero de Torres, este quiso hacer un de las hermanas pero Anita no quiso hacérselo, cosa que si hizo su hermana Victoria.

El destino estaba bien marcado para la protagonista de este cuento de hadas, pues en aquellas fechas se celebraba la boda de Alfonso XIII, por lo que en Madrid se dieron cita personajes de la nobleza de todo el mundo. Uno de estos personajes era el Maharajá de Kapurthala.
El Maharajá acude un día a ver el espectáculo del local donde baila Anita y al verla se quedo prendado de la belleza juvenil de la jovencita, solo pensaba en conocerla.
Hace todo lo posible por acercarse a ella pero Anita no accede a sus peticiones.
Si pudo hablar con sus padres quienes guardaban muy bien la honra de sus hijas.
El Maharajá tiene que abandonar rápidamente Madrid debido al atentado sufrido contra los Reyes de España en la calle Mayor.
No se da por vencido y desde Francia insiste y le pide a Anita que se case con él. En un principio no acepta pero es convencida por Valle-Inclan y Romero de Torres quienes hacen de celestinos entre la pareja.
La joven comenzó a estudiar y a prepararse para lo que la venia encima.
Finalmente viaja a Paris y posteriormente a la India donde se caso y así fue su entrada:
El 28 enero de 1908, Anita de 17 años, sentada a lomos de un elefante lujosamente enjaezado, hace su entrada en una pequeña ciudad del norte de la India. El pueblo entero está en la calle rindiendo un cálido homenaje a la nueva princesa de tez blanca. Podría parecer un cuento de hadas, pero así fue la boda de la andaluza Anita Delgado con el riquísimo Maharajá de Kapurthala. Y así empezó una gran historia de Amor.
Vivió durante años en la India donde tuvo un solo hijo, Ajit, al que enseño el idioma español.
Me pregunto qué reacción tuvieron los padres de Anita y ella misma al saber que el Maharajá tenía un Harén con muchísimas esposas.
Las relaciones entre el matrimonio comenzaron a enfriarse , dicen que realmente no estaba enamorada pero sí le quería mucho y le respetaba.
Anita mantuvo un breve romance con Karan, hijo del Maharajá y de una de sus esposas Rani, Kanari. Como consecuencia de esta relación Anita se queda embarazada, pero no puede dar a luz es obligada por su marido a abortar, no podía permitir el nacimiento.
En el momento en que ella se repone de la anemia que le causa el aborto, el Maharajá se divorcia de ella, prohibiéndole volver a la India pero es muy generoso económicamente pues la concede una pensión vitalicia bastante grande, pero como todo tiene una condición: No podrá volverse a casar o la perdería.

A partir de este momento Anita vive lujosamente a caballo entre Paris, Madrid y Málaga. Finalmente fija su residencia en Madrid, donde vivió con todos los lujos a los que estaba acostumbrada desde su matrimonio.
Anita falleció en 1.962
Anuncios

Permalink 36 comentarios

Anita Delgado un cuento de hadas sin final feliz

agosto 31, 2008 at 12:41 pm (anita, biografias, historias, mujeres, relatos)

Anita Delgado era una jovencita de 16 años que bailaba junto a su hermana en un café-concierto llamado Central-Kursal. A este local acudían muchos famosos e intelectuales entre ellos figuraba Julio Romero de Torres, este quiso hacer un de las hermanas pero Anita no quiso hacérselo, cosa que si hizo su hermana Victoria.

El destino estaba bien marcado para la protagonista de este cuento de hadas, pues en aquellas fechas se celebraba la boda de Alfonso XIII, por lo que en Madrid se dieron cita personajes de la nobleza de todo el mundo. Uno de estos personajes era el Maharajá de Kapurthala.
El Maharajá acude un día a ver el espectáculo del local donde baila Anita y al verla se quedo prendado de la belleza juvenil de la jovencita, solo pensaba en conocerla.
Hace todo lo posible por acercarse a ella pero Anita no accede a sus peticiones.
Si pudo hablar con sus padres quienes guardaban muy bien la honra de sus hijas.
El Maharajá tiene que abandonar rápidamente Madrid debido al atentado sufrido contra los Reyes de España en la calle Mayor.
No se da por vencido y desde Francia insiste y le pide a Anita que se case con él. En un principio no acepta pero es convencida por Valle-Inclan y Romero de Torres quienes hacen de celestinos entre la pareja.
La joven comenzó a estudiar y a prepararse para lo que la venia encima.
Finalmente viaja a Paris y posteriormente a la India donde se caso y así fue su entrada:
El 28 enero de 1908, Anita de 17 años, sentada a lomos de un elefante lujosamente enjaezado, hace su entrada en una pequeña ciudad del norte de la India. El pueblo entero está en la calle rindiendo un cálido homenaje a la nueva princesa de tez blanca. Podría parecer un cuento de hadas, pero así fue la boda de la andaluza Anita Delgado con el riquísimo Maharajá de Kapurthala. Y así empezó una gran historia de Amor.
Vivió durante años en la India donde tuvo un solo hijo, Ajit, al que enseño el idioma español.
Me pregunto qué reacción tuvieron los padres de Anita y ella misma al saber que el Maharajá tenía un Harén con muchísimas esposas.
Las relaciones entre el matrimonio comenzaron a enfriarse , dicen que realmente no estaba enamorada pero sí le quería mucho y le respetaba.
Anita mantuvo un breve romance con Karan, hijo del Maharajá y de una de sus esposas Rani, Kanari. Como consecuencia de esta relación Anita se queda embarazada, pero no puede dar a luz es obligada por su marido a abortar, no podía permitir el nacimiento.
En el momento en que ella se repone de la anemia que le causa el aborto, el Maharajá se divorcia de ella, prohibiéndole volver a la India pero es muy generoso económicamente pues la concede una pensión vitalicia bastante grande, pero como todo tiene una condición: No podrá volverse a casar o la perdería.

A partir de este momento Anita vive lujosamente a caballo entre Paris, Madrid y Málaga. Finalmente fija su residencia en Madrid, donde vivió con todos los lujos a los que estaba acostumbrada desde su matrimonio.
Anita falleció en 1.962

Permalink 34 comentarios