LEYENDA DEL "CRISTO DE LA SANGRE"

abril 8, 2009 at 8:30 am (Cristo, de, la, leyendas, sangre, Santa, semana)

Esta leyenda está dedicada especialmente para un malagueño que un buen día entro en nuestra familia y al que queremos mucho, para ti Jorge.

En Málaga hay infinidad de leyendas como en casi todas las ciudades, una de ellas es la que se refiere a unos pescadores :

Cuenta la leyenda que un grupo de pescadores salieron a la mar embarcados en una jábega, estos hombres fueron sorprendidos por un temporal mientras faenaban, con el gran oleaje fueron apartados de la costa. Se esforzaron para dominar la embarcación y poder llegar a tierra firme, no había forma sus esfuerzos eran inútiles.

Estaban atrapados en la gran tormenta rodeados de nubarrones negros y grandes olas que ponían en peligro sus vidas, los pescadores viendo que su final era inminente, encomendaron sus almas a Dios . Y he aquí que, después de rezar sus plegarias, surgió del cielo un rayo de luz, se formó un claro en medio del oleaje y allí mismo apareció la talla de un Cristo Crucificado.

Rápidamente y sin pensarlo dos veces los pescadores dirigieron su embarcación hacia la Imagen, la rescataron de las aguas .

Cuando subieron la talla se dieron cuenta que del costado de Cristo brotaba sangre.

El temporal terminó y estos hombres pudieron regresar sanos y salvos a tierra firme con la Imagen de Cristo Crucificado, más tarde esta talla fue entregada al antiguo Convento de la Merced donde es venerada desde entonces como el Cristo de la Sangre.
Anuncios

Permalink 98 comentarios

LEYENDA DEL "CRISTO DE LA SANGRE"

abril 8, 2009 at 8:30 am (Cristo, de, la, leyendas, sangre, Santa, semana)

Esta leyenda está dedicada especialmente para un malagueño que un buen día entro en nuestra familia y al que queremos mucho, para ti Jorge.

En Málaga hay infinidad de leyendas como en casi todas las ciudades, una de ellas es la que se refiere a unos pescadores :

Cuenta la leyenda que un grupo de pescadores salieron a la mar embarcados en una jábega, estos hombres fueron sorprendidos por un temporal mientras faenaban, con el gran oleaje fueron apartados de la costa. Se esforzaron para dominar la embarcación y poder llegar a tierra firme, no había forma sus esfuerzos eran inútiles.

Estaban atrapados en la gran tormenta rodeados de nubarrones negros y grandes olas que ponían en peligro sus vidas, los pescadores viendo que su final era inminente, encomendaron sus almas a Dios . Y he aquí que, después de rezar sus plegarias, surgió del cielo un rayo de luz, se formó un claro en medio del oleaje y allí mismo apareció la talla de un Cristo Crucificado.

Rápidamente y sin pensarlo dos veces los pescadores dirigieron su embarcación hacia la Imagen, la rescataron de las aguas .

Cuando subieron la talla se dieron cuenta que del costado de Cristo brotaba sangre.

El temporal terminó y estos hombres pudieron regresar sanos y salvos a tierra firme con la Imagen de Cristo Crucificado, más tarde esta talla fue entregada al antiguo Convento de la Merced donde es venerada desde entonces como el Cristo de la Sangre.

Permalink Dejar un comentario