La Dama de negro

junio 2, 2009 at 5:48 pm (dama, de, leyendas, negro)

No hace mucho escribí la leyenda de la Dama de Blanco pues hoy toca otra historia con una Dama pero esta vez de negro, hay para todos los colores como veis.

Cuentan que un grupo de trabajadoras del cementerio habían hecho un fuego en un brasero que tenían para pasar el frío invernal. Estaban tan entretenidas conversando que sin darse cuenta, se les hizo casi de noche, ya que en invierno con las frías tardes nubladas oscurece más rápido. Tres de ellas iban por la avenida Recoleta y una por La Paz. Sus compañeras trataron de convencerla para que no se fuera sola y se marchara con ellas, pero las distancias son grandes y en esos tiempos pasaba locomoción por la avenida la Paz, y debido a ello la mujer no aceptó irse por Recoleta.
Ya tomando el camino en dirección a la avenida la Paz, dentro del mismo cementerio, porque estaba a la altura del Crematorio, la trabajadora vio a una señora de luto por los pasillos, y le preguntó rápidamente: “Señora, ¿usted va por la Paz?”. La mujer vestida de luto dio una respuesta afirmativa con su cabeza, y ambas siguieron camino juntas.
El camino era largo y el silencio comenzó a ser molesto, por lo cual la trabajadora del cementerio quiso iniciar una conversación, y le preguntó: “Usted, ¿a quién viene a ver?” Pero la visitante de negro no le respondió.
La señora, que había decidido no irse con sus amigas anteriormente, creyendo que la de negro no la escuchaba, se acercó más a ella, repitiéndole la pregunta: “Usted ¿a quién viene a ver?”
En esos momentos, cuando el sol ya se ocultaba por el poniente y la luz natural a medias alumbraba, cual sería la sorpresa de la pobre trabajadora cuando la mujer de negro levantó su velo y mostró su verdadero rostro, que era una calavera.
La trabajadora quedó en segundos paralizada de la impresión, pero al sentir un fuerte olor a putrefacción, se despertó de la impresión, haciéndola huir apresuradamente.
Asustada llegó hasta el Cristo de los Ricos, donde se arrodilló; al oír unas macabras carcajadas que se alejaban, comenzó a rezar.Luego de unos largos minutos se atrevió a mirar; ya habían pasado unos 10 minutos casi eternos y constató que no había nadie, tras lo cual corrió hasta la puerta principal.
Asustada, les contó lo ocurrido a los vigilantes y éstos pensaron que alguien se había quedado dentro del cementerio. Fueron a ver y no encontraron a ninguna mujer de luto y nadie salió por los accesos laterales del recinto. Esa noche recorrieron todo el cementerio, sin dar con la extraña visitante.
Dos de esas cuidadoras aún están vivas y una de ellas asegura que fue una de sus amigas quien se fue con la mujer de luto caminando. Todavía hay guardias que fueron testigos del estado en que llegó la mujer a contar lo que le había sucedido. Se mantiene en reserva su nombre y se asegura que no es una mujer que se asuste fácilmente sin embargo en esa ocasión estaba aterrada.

Permalink Dejar un comentario

La Dama de negro

junio 2, 2009 at 5:48 pm (dama, de, leyendas, negro)

No hace mucho escribí la leyenda de la Dama de Blanco pues hoy toca otra historia con una Dama pero esta vez de negro, hay para todos los colores como veis.

Cuentan que un grupo de trabajadoras del cementerio habían hecho un fuego en un brasero que tenían para pasar el frío invernal. Estaban tan entretenidas conversando que sin darse cuenta, se les hizo casi de noche, ya que en invierno con las frías tardes nubladas oscurece más rápido. Tres de ellas iban por la avenida Recoleta y una por La Paz. Sus compañeras trataron de convencerla para que no se fuera sola y se marchara con ellas, pero las distancias son grandes y en esos tiempos pasaba locomoción por la avenida la Paz, y debido a ello la mujer no aceptó irse por Recoleta.
Ya tomando el camino en dirección a la avenida la Paz, dentro del mismo cementerio, porque estaba a la altura del Crematorio, la trabajadora vio a una señora de luto por los pasillos, y le preguntó rápidamente: “Señora, ¿usted va por la Paz?”. La mujer vestida de luto dio una respuesta afirmativa con su cabeza, y ambas siguieron camino juntas.
El camino era largo y el silencio comenzó a ser molesto, por lo cual la trabajadora del cementerio quiso iniciar una conversación, y le preguntó: “Usted, ¿a quién viene a ver?” Pero la visitante de negro no le respondió.
La señora, que había decidido no irse con sus amigas anteriormente, creyendo que la de negro no la escuchaba, se acercó más a ella, repitiéndole la pregunta: “Usted ¿a quién viene a ver?”
En esos momentos, cuando el sol ya se ocultaba por el poniente y la luz natural a medias alumbraba, cual sería la sorpresa de la pobre trabajadora cuando la mujer de negro levantó su velo y mostró su verdadero rostro, que era una calavera.
La trabajadora quedó en segundos paralizada de la impresión, pero al sentir un fuerte olor a putrefacción, se despertó de la impresión, haciéndola huir apresuradamente.
Asustada llegó hasta el Cristo de los Ricos, donde se arrodilló; al oír unas macabras carcajadas que se alejaban, comenzó a rezar.Luego de unos largos minutos se atrevió a mirar; ya habían pasado unos 10 minutos casi eternos y constató que no había nadie, tras lo cual corrió hasta la puerta principal.
Asustada, les contó lo ocurrido a los vigilantes y éstos pensaron que alguien se había quedado dentro del cementerio. Fueron a ver y no encontraron a ninguna mujer de luto y nadie salió por los accesos laterales del recinto. Esa noche recorrieron todo el cementerio, sin dar con la extraña visitante.
Dos de esas cuidadoras aún están vivas y una de ellas asegura que fue una de sus amigas quien se fue con la mujer de luto caminando. Todavía hay guardias que fueron testigos del estado en que llegó la mujer a contar lo que le había sucedido. Se mantiene en reserva su nombre y se asegura que no es una mujer que se asuste fácilmente sin embargo en esa ocasión estaba aterrada.

Permalink Dejar un comentario

¿ PARA QUE ME SIRVES, SI NO PUEDES DEVOLVERME LA VISTA ?

abril 9, 2009 at 9:19 am (Cordoba, Cristo, de, la, leyenda, milagros, Misericordia)

Hoy vuelvo a dedicar una leyenda de la semana santa, en esta ocasión también es para un miembro de nuestra familia al que queremos mucho, un cordobés que conoció a mi hija y las flechas del amor hicieron el resto, para ti Felix.
LEYENDA DEL CRISTO DE LA MISERICORDIA DE CORDOBA
Cuenta la leyenda que el Cristo de la Misericordia fue llamado así porque realizo un milagro teniendo misericordia de quien necesitaba le fuera concedida su gracia.

Dicen que un hombre del barrio quedo ciego, le revisaron la vista, hicieron cuanto los hombres tenían en sus manos pero no se podía hacer nada por él, nada le pudo devolver su visión.
Estaba tan desesperado que un día entro donde se encontraba la imagen del Cristo, se puso frente a él y le dio un terrible golpe con su bastón a la vez que le gritaba:
¿ Para qué me sirves, si no puedes devolverme la vista?
“En ese preciso momento, sus ojos comenzaron a ver la luz”

La voz corrió por toda la ciudad, todo el mundo fue conocedor de este milagro, desde ese momento fue llamado, El Cristo de la Misericordia por haber devuelto la vista a ese hombre que tan mal le trato.

Permalink Dejar un comentario

¿ PARA QUE ME SIRVES, SI NO PUEDES DEVOLVERME LA VISTA ?

abril 9, 2009 at 9:19 am (Cordoba, Cristo, de, la, leyenda, milagros, Misericordia)

Hoy vuelvo a dedicar una leyenda de la semana santa, en esta ocasión también es para un miembro de nuestra familia al que queremos mucho, un cordobés que conoció a mi hija y las flechas del amor hicieron el resto, para ti Felix.
LEYENDA DEL CRISTO DE LA MISERICORDIA DE CORDOBA
Cuenta la leyenda que el Cristo de la Misericordia fue llamado así porque realizo un milagro teniendo misericordia de quien necesitaba le fuera concedida su gracia.

Dicen que un hombre del barrio quedo ciego, le revisaron la vista, hicieron cuanto los hombres tenían en sus manos pero no se podía hacer nada por él, nada le pudo devolver su visión.
Estaba tan desesperado que un día entro donde se encontraba la imagen del Cristo, se puso frente a él y le dio un terrible golpe con su bastón a la vez que le gritaba:
¿ Para qué me sirves, si no puedes devolverme la vista?
“En ese preciso momento, sus ojos comenzaron a ver la luz”

La voz corrió por toda la ciudad, todo el mundo fue conocedor de este milagro, desde ese momento fue llamado, El Cristo de la Misericordia por haber devuelto la vista a ese hombre que tan mal le trato.

Permalink 15 comentarios

LEYENDA DEL "CRISTO DE LA SANGRE"

abril 8, 2009 at 8:30 am (Cristo, de, la, leyendas, sangre, Santa, semana)

Esta leyenda está dedicada especialmente para un malagueño que un buen día entro en nuestra familia y al que queremos mucho, para ti Jorge.

En Málaga hay infinidad de leyendas como en casi todas las ciudades, una de ellas es la que se refiere a unos pescadores :

Cuenta la leyenda que un grupo de pescadores salieron a la mar embarcados en una jábega, estos hombres fueron sorprendidos por un temporal mientras faenaban, con el gran oleaje fueron apartados de la costa. Se esforzaron para dominar la embarcación y poder llegar a tierra firme, no había forma sus esfuerzos eran inútiles.

Estaban atrapados en la gran tormenta rodeados de nubarrones negros y grandes olas que ponían en peligro sus vidas, los pescadores viendo que su final era inminente, encomendaron sus almas a Dios . Y he aquí que, después de rezar sus plegarias, surgió del cielo un rayo de luz, se formó un claro en medio del oleaje y allí mismo apareció la talla de un Cristo Crucificado.

Rápidamente y sin pensarlo dos veces los pescadores dirigieron su embarcación hacia la Imagen, la rescataron de las aguas .

Cuando subieron la talla se dieron cuenta que del costado de Cristo brotaba sangre.

El temporal terminó y estos hombres pudieron regresar sanos y salvos a tierra firme con la Imagen de Cristo Crucificado, más tarde esta talla fue entregada al antiguo Convento de la Merced donde es venerada desde entonces como el Cristo de la Sangre.

Permalink Dejar un comentario

LEYENDA DEL "CRISTO DE LA SANGRE"

abril 8, 2009 at 8:30 am (Cristo, de, la, leyendas, sangre, Santa, semana)

Esta leyenda está dedicada especialmente para un malagueño que un buen día entro en nuestra familia y al que queremos mucho, para ti Jorge.

En Málaga hay infinidad de leyendas como en casi todas las ciudades, una de ellas es la que se refiere a unos pescadores :

Cuenta la leyenda que un grupo de pescadores salieron a la mar embarcados en una jábega, estos hombres fueron sorprendidos por un temporal mientras faenaban, con el gran oleaje fueron apartados de la costa. Se esforzaron para dominar la embarcación y poder llegar a tierra firme, no había forma sus esfuerzos eran inútiles.

Estaban atrapados en la gran tormenta rodeados de nubarrones negros y grandes olas que ponían en peligro sus vidas, los pescadores viendo que su final era inminente, encomendaron sus almas a Dios . Y he aquí que, después de rezar sus plegarias, surgió del cielo un rayo de luz, se formó un claro en medio del oleaje y allí mismo apareció la talla de un Cristo Crucificado.

Rápidamente y sin pensarlo dos veces los pescadores dirigieron su embarcación hacia la Imagen, la rescataron de las aguas .

Cuando subieron la talla se dieron cuenta que del costado de Cristo brotaba sangre.

El temporal terminó y estos hombres pudieron regresar sanos y salvos a tierra firme con la Imagen de Cristo Crucificado, más tarde esta talla fue entregada al antiguo Convento de la Merced donde es venerada desde entonces como el Cristo de la Sangre.

Permalink 98 comentarios

LEYENDA DEL CONEJO DE PASCUA

abril 7, 2009 at 8:20 am (conejo, de, leyendas, pascua, Santa, semana)

También tenemos leyendas relacionadas con estos días de semana santa, conocéis de donde viene el famoso Conejito de Pascua?

Una de sus versiones es la siguiente :

Cuenta la leyenda que cuando sepultaron a Jesús, dentro de la cueva había un conejo escondido, que muy asustado veía cómo toda la gente entraba, lloraba y estaba triste porque Jesús había muerto.

El conejo se quedó ahí viendo el cuerpo de Jesús cuando pusieron la piedra que cerraba la entrada y lo veía y lo veía preguntándose quien sería ese Señor a quien querían tanto todas las personas.

Así pasó mucho rato, viéndolo; pasó todo un día y toda una noche, cuando de pronto, el conejo vio algo sorprendente: Jesús se levantó y dobló las sábanas con las que lo habían envuelto. Un ángel quitó la piedra que tapaba la entrada y Jesús salió de la cueva ¡más vivo que nunca!

El conejo comprendió que Jesús era el Hijo de Dios y decidió que tenía que avisar al mundo y a todas las personas que lloraban, que ya no tenían que estar tristes porque Jesús había resucitado.

Como los conejos no pueden hablar, se le ocurrió que si les llevaba un huevo pintado, ellos entenderían el mensaje de vida y alegría y así lo hizo.

Desde entonces, cuenta la leyenda, que el conejo sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores en todas las casas para recordarle al mundo que Jesús resucitó y hay que vivir alegres.

Permalink Dejar un comentario

LEYENDA DEL CONEJO DE PASCUA

abril 7, 2009 at 8:20 am (conejo, de, leyendas, pascua, Santa, semana)

También tenemos leyendas relacionadas con estos días de semana santa, conocéis de donde viene el famoso Conejito de Pascua?

Una de sus versiones es la siguiente :

Cuenta la leyenda que cuando sepultaron a Jesús, dentro de la cueva había un conejo escondido, que muy asustado veía cómo toda la gente entraba, lloraba y estaba triste porque Jesús había muerto.

El conejo se quedó ahí viendo el cuerpo de Jesús cuando pusieron la piedra que cerraba la entrada y lo veía y lo veía preguntándose quien sería ese Señor a quien querían tanto todas las personas.

Así pasó mucho rato, viéndolo; pasó todo un día y toda una noche, cuando de pronto, el conejo vio algo sorprendente: Jesús se levantó y dobló las sábanas con las que lo habían envuelto. Un ángel quitó la piedra que tapaba la entrada y Jesús salió de la cueva ¡más vivo que nunca!

El conejo comprendió que Jesús era el Hijo de Dios y decidió que tenía que avisar al mundo y a todas las personas que lloraban, que ya no tenían que estar tristes porque Jesús había resucitado.

Como los conejos no pueden hablar, se le ocurrió que si les llevaba un huevo pintado, ellos entenderían el mensaje de vida y alegría y así lo hizo.

Desde entonces, cuenta la leyenda, que el conejo sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores en todas las casas para recordarle al mundo que Jesús resucitó y hay que vivir alegres.

Permalink 108 comentarios